Sonia Oquillas

Recuerdo la primera vez que me subí al escenario con 40 de fiebre y disfrazada de animal en el portal de Belén... Pero no fue hasta el año 2000 cuando encontré esta compañía, que despertó mi gran vocación por el teatro.

 

Empezando como actriz, descubriendo cada día lo apasionante que es poder subirte a un escenario, interpretar un papel y producir en los espectadores diferentes estados de ánimos, conseguir que se impliquen emocionalmente con lo que un actor interpreta es lo que me llevó a pasarme a dirección.


En este momento, mi implicación con la compañía es aún mayor, pues me dispongo a sacar de cada uno de los componentes de Dimak lo mejor de ellos, provocando sentimientos, emociones, reflexiones, vergüenzas...


Amo el teatro, es por eso que después de más de 13 años aún sigo dedicando muchas horas y esfuerzos de mi día a día a este gran sueño de vida.

 

 

Puedes seguirnos también en las siguientes REDES SOCIALES:

 

FACEBOOK   

YOUTUBE

INSTAGRAM